La familia está primero, el médico de familia también.

Solicite turno al 4821-1001 /4827-6900 int. 4133 y 1044 de 8 a 17 hs, o en turnos@sanatoriosanjose.org.ar.

O personalmente en el horario de 8 a 19 hs.

La importancia del médico de familia

El médico de familia es un profesional especializado en tener una visión integral del paciente. Su misión es ofrecer una primera atención, analizar al paciente de manera global y descargar innumerables enfermedades que, según su complejidad, requerirán o no la derivación a un médico especialista.

El especialista cuenta con un conocimiento profundo acerca del grupo específico e enfermedades (oftalmólogos, ginecólogos, cardiólogos, etc.) pero concurrir directamente a él podría omitir la observación de enfermedades generadas en órganos sobre los que el especialista no profundiza su estudio.

El médico de familia está capacitado para ir de lo general a lo infrecuente, busca todas las enfermedades y es quien mejor sabe cuándo se debe acudir o no al especialista.

El mejor camino para prevenir preservar la salud, detectar enfermedades en forma temprana y acelerar su tratamiento, es concurrir siempre en primer lugar al médico de familia.

¿Por qué acudir siempre en primer lugar al Médico de familia?

  • Porque es beneficioso tener inicialmente una visión general de lo que está sucediendo al paciente. Ver todo su organismo, no sólo parte del sistema.
  • Porque es fundamental que en un primer examen médico el profesional pueda relacionar síntomas aparentemente no conectadas entre sí, pero que están originados en la misma enfermedad y repercuten sobre órganos distintos.
  • Porque el médico de familia, si además es médico de toda la familia (desde la adolescencia al abuelo), sabe detectar con matos facilidad algunas enfermedades que son comunes a toda la familia o son el resultado de patologías de índole familiar, genética o hereditarias.
  • Porque el médico de familia está en capacidad de observar y analizar casos que presentan cuadros similares y muchas veces interrelacionados de personas que tienen los mismos hábitos alimenticios, sociales, culturales y están sometidos a condiciones equivalentes.
  • Porque si la primera consulta es con un especialista, puede ocurrir que éste pase por alto síntomas de órganos o funciones que el ojo y el criterio del médico de familia consigue detectar rápidamente e inter-relacionar entre sí.
  • Porque concurrir en primer lugar al médico de familia, evita ser sometido a estudios innecesarios. Vale más un buen interrogatorio, escuchar al paciente, palpar, auscultar, etc. que sofisticados estudios diagnósticos a los que hay que arribar solamente si se busca algo puntual y específico.
  • Porque el médico de familia lleva la historia integral del paciente donde quedan asentados todos sus síntomas e interconsultas con los especialistas. Él es quien, desde un punto de vista central, analiza y relaciona entre sí las opiniones, siempre valioso de los especialistas.